Ir lo suficientemente hacia adentro, de manera que el interior se convierta en el exterior. – Sadhvi Bhagawati Saraswati.