Sesiones dinámicas y secuencias diferentes en las que trabajamos a todos los niveles (físico, mental y energético)

En las clases de Hatha-Vinyasa, enlazamos de forma fluida diferentes asanas o posturas. Nos detenemos también en cada asana para trabajar la alineación correcta, las acciones musculares y energéticas y el drishti o foco, el lugar a donde dirigimos la mirada y la atención. Se trata de un trabajo activo, pero sin tensión.

Las sesiones comienzan con una introducción en la que tomamos consciencia de nuestro cuerpo, de nuestra respiración, nuestro estado de ánimo. Seguimos con un calentamiento de pie o sentados en el que movilizamos todas las articulaciones del cuerpo y la columna. Practicamos a continuación varias secuencias dinámicas de posturas de pie y pasamos luego a las posturas sentados y tumbados. Opcionalmente termimanos con posturas invertidas y siempre con una relajación final.

Cada clase es un espacio donde poder estar realmente presente: un lugar para la experimentación, la calma y la renovación, desde donde empezar a modificar hábitos mentales y estados de ánimo, observando también las sensaciones que surgen durante la práctica, para dejar ir lo que no nos sirve y generar una actitud positiva hacia la vida y hacia nosostros mismos, con aceptación y gratitud.